EL EUSKALGYM MÁS TRISTE. EL ADIÓS DE UNA GRANDE. HASTA SIEMPRE, SYLVYA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

EL EUSKALGYM MÁS TRISTE. EL ADIÓS DE UNA GRANDE. HASTA SIEMPRE, SYLVYA

Mensaje por Keep Calm and Love Bianka el Miér 18 Dic 2013 - 21:47

HASTA SIEMPRE, SYLVYA

Tradicionalmente, el Euskalgym suele ser una fiesta de la rítmica. Este año, el impresionante y difícilmente superable cartel, así lo auguraba. Otro aliciente más a una jornada de ensueño era el reencuentro con mis amigos de la gimnasia. Un pequeño grupo de seres maravillosamente igual de locos que tú por este bello deporte. Es curiosa esta amistad. Es diferente a las demás. Surge de la parte más pura que aún nos queda en nuestra vida adulta. De ésa que te arranca una sonrisa cuando vuelves a ver en facebook retazos de épocas pasadas: los playmobil, las miniaturas, las nancys, mazinger Z, comando G, D’artacán o Candy Candy. Ese alma de niño que todos guardamos. Porque el amor a la gimnasia empieza casi en la niñez, dónde no hay problemas, dónde no hay prisa, dónde no hay preocupaciones, dónde no hay nada trascendental. Dónde todo es alegría, juegos y risas. Con este grupo me pasa igual. Aunque el tiempo nos ha dado la confianza necesaria para contarnos nuestras vidas, nuestros miedos, nuestros problemas y hasta nuestras miserias, parece que un pacto mágico se haya instaurado, conjurándonos a todos a dejar en la puerta las preocupaciones, los sinsabores y las penas del duro día a día. Es una desconexión total, tan necesaria algunas veces como el propio respirar. Es un viaje diario a un remanso de paz, a un universo donde uno sólo se preocupa por relevés, zancadas, giros y recogidas imposibles. Dónde las noticias y cotilleos del mundillo gimnástico hacen olvidar las desgracias con que cada día nos regala el telediario.
Llevábamos tiempo planeando el encuentro en Bilbao. A decir verdad, el Euskalgym era casi un mero pretexto para reunirnos de nuevo. Teníamos tanta ilusión por vivir aquella experiencia juntos que contábamos los días que restaban para la señalada fecha.
Llegó el momento, y aunque hubo alguna baja de última hora, el reencuentro fue simplemente genial. Pasamos el día juntos, comimos cerca del pabellón y fuimos hacia el Miribilla frotándonos las manos y relamiéndonos de gusto pensando en cuáles ejercicios habrían elegido nuestras divas para deleitarnos.
En la entrada, el primer momento mágico, nos encontramos con Tania Lamarca, y nos hicimos una foto con ella. Super simpática y muy guapa, estuvo un ratín charlando con nosotros.
Tras este espléndido preludio, otro reencuentro especial, con mi buena amiga Amanda, que había conocido este verano en Barcelona durante mi estancia para el mundial de la sincronizada. Qué bien sienta un abrazo sincero y qué placer sentirse querida. Ella y otras dos foreras habían comprado las entradas VIP, así que tras una breve conversación, cada uno se fue hacia su sitio. Siguió otro reencuentro igual de agradable con otra forera que también conocí en Barcelona durante el mundial de sincronizada, y que por curiosas circunstancias que no vienen al caso, se portó más que bien conmigo en aquella ocasión.

Pudimos ver algo de los entrenamientos en el tapiz contiguo.  Me encantó ver la emoción de las más pequeñas cuando divisaban a Kudry o a Maksi. Internamente, desde un estado de felicidad plena y calma agitada, yo gritaba más que ellas y disfrutaba el doble.

Empezó la fiesta. Fue genial. Este año he tenido la suerte de ver bastante rítmica (Lisboa, Viena y Kiev); el Euskal fue un magnífico broche de despedida de la temporada. Reconozco que la irrupción de Kudry lo eclipsó todo en su día. Tenía tan decidido no ir a Viena (no soportaba la idea de ver a Merkulova amasando medallas ni a Webber incluso pescando algún bronce)…que no fue hasta ese domingo en el que Vinner debió ver la luz y decidió enviar a la ratita presumida, en el que yo decidí liarme la manta a la cabeza y plantarme en cuatro días en la capital del Danubio.
Ni que decir tiene que mereció la pena con creces. Kudry es como Neo, el elegido, el enviado, la única esperanza capaz de liberar a Sion del yugo tártaro que con mano férrea ha aplastado los sueños gimnásticos de toda una generación que nació y creció acunada por los cánones de pureza, elegancia y perfección. Era el único resquicio para poder atacar el imperio de la suciedad desde dentro. En Viena, de la mano de una entrenadora genial, la pequeña Yana brilló como nunca, calló muchas bocas y nos hizo soñar con que otra gimnasia, la de siempre, era posible, volvía a ser posible.
Sin duda alguna, el mejor momento de aquel europeo fue la final de pelota. Indescriptible lo que vivimos y sentimos. El ejercicio del año, puede que de la década, puede que de los mejores de la historia. Cada paso, cada nota, cada equilibrio, cada giro, cada maestría iba subiendo el nivel de emoción, de belleza, de locura, de éxtasis, hasta llegar al clímax máximo del elemento por excelencia. Doña Elena Karpushenko había creado una obra maestra y la pequeña rubia la había plasmado con una perfección extraordinaria. Acabábamos de asistir a un momento histórico. Más de uno no pudo contener la emoción y más de un pañuelo tuvo que hacer su trabajo. Una semana después aún se me ponía la piel de gallina y la mirada se me tornaba acuosa cuando lo recordaba. Incluso ahora escribiendo estas líneas cuesta abstraerse y no evocar aquel momento con una fina pátina de emoción líquida contenida.

Pero no acababa ahí la cosa. Ahí estaba el órdago encima de la mesa. Los cuatro reyes como cuatro soles. ¿Alguien se atrevería siquiera a plantearse recoger el guante? Pues sí, señores, no estaba todo dicho. Sólo ella hubiera sido capaz. Ninguna otra. Imposible, sólo ella. La gran dama. La gran señora. La gran diva.
Y la gran señora entró en pista. Sylvya Miteva entró en el tapiz serenísima, tranquila, señorial y majestuosa como siempre. Irradiando un halo que sólo acompaña a las más grandes. Un halo de grandeza muda, sin estridencias ni alharacas, que se camufla bajo una mirada noble y humilde, hasta tímida y bohemia, y que fluye desde el primer paso al último.
Si Kudry es Neo, Sylvya, sin duda, ha sido Morfeo, el fiel y aguerrido último guardián de Sion. El último bastión de un mundo gimnástico que parecía olvidado entre sambas y músicas electrónicas, que parecía sepultado por toneladas de cristales y brillos de nuevos ricos, y que languidecía irremediablemente con cada giro en planta, con cada salto descaderado, con cada ejercicio soso e inadapatado, con cada rutina exenta de riesgo verdadero, aunque su ejecutora fuera la que nos han tratado de vender como la mejor.

Fiel al verdadero estilo de limpieza, elegancia, pulcritud y riesgo que atesora la auténtica escuela búlgara, nuestra Sylvya siempre estuvo dispuesta a bailar con la más fea. A fé que lo hizo. Estoicamente tuvo que aguantar quintos, sextos y séptimos puestos y soportar como gimnastas claramente peores que ella usurpaban su puesto en el pódium. Si hubiera una policía deportiva, la mitad de su trabajo consistiría en restituir los metales que le han sido expoliados a esta chica. Empezando por la general del Mundial de Mie 2009 y acabando por el oro en la final de pelota de Kiev 2013.
Ante tanto sinsabor, ella siempre se mantuvo fiel a su estilo, parecía no importarle el resultado obtenido. Es lo que suele ocurrir cuando uno es fiel a sus principios, cuando uno se sabe haciendo lo correcto. Ese estilo y esa fé suya inquebrantables fue lo que me ató a mí a la rítmica en mi retorno a ella tras una década de desconexión absoluta. Un largo periodo peregrinando en un limbo oscuro y tenebroso, muriendo lentamente en un purgatorio insoportable, del que sólo pudo despertarme la fiel Bessonova (tal vez reencarnada en una pertinaz Trinity) y aquel mágico aro de Patras, que tuve la suerte de vivir en directo en Benidorm.
En los posteriores años de oscuridad, sólo Miteva fue la luz entre tanta negrura. Ella y sólo ella me devolvieron la esperanza de que algún día, los gloriosos recuerdos del telón de acero, podrían escapar de los formatos obsoletos (gloriosos VHSs) y volver a llenar los tapices y curar por fin los corazones maltrechos.

Casi me había olvidado de ella. Kudry casi lo había eclipsado todo. Me sentí mal, hasta sucia podría llegar a decir, como si la hubiera traicionado. Como si me hubiera olvidado de todo lo que nos había hecho soñar. Hasta ese maravilloso ejercicio de la final de pelota del europeo de Viena, casi no había reparado en ella, cegada por el torbellino de luz de esa chiquilla que ha sido bendecida con un don para la gimnasia.

Pero allí estaba ella dispuesta a demostrar quién era. Ninguna otra habría podido. Ella sí. Ella bordó un ejercicio excelso, superior, extraordinario. Entre ambas nos regalaron un momento estelar, de los que tardan decenios en repetirse. Desde el duelo de titanes entre Lilia Ignatova y Galina Beloglazova en 1984, también en la final de pelota de un europeo, no se había visto nada igual. Intuyo que tardaremos mucho tiempo en volver a ver algo siquiera parecido.
Increíble la atmósfera que se creó en el pabellón. La magia se podía tocar con las manos, la emoción flotaba en el aire y una sensación de irrealidad inundaba los corazones de los allí presentes.
Por temas de vuelos, tuve que irme en tal momento. Cierto es que me perdí las otras dos finales, pero no menos cierto es que no se me ocurre manera mejor para fijar a fuego el recuerdo de aquella experiencia mágica y probablemente irrepetible. Sin vídeos ni fotos; en la mejor máquina de memoria inventada jamás: la retina del alma. La emoción me acompañó todo el vuelo y días posteriores, y gustosamente la revivo de vez en cuando.

Con este torbellino de sensaciones, quizá inconscientemente, un solo objetivo rondaba mi mente en tierras vascas.
Sylvia eligió hacer la mágica pelota. Y señores, aún fue mejor que en Viena. Recuperó la mágica recogida insignia de toda su carrera que este año, con el nuevo código, había tenido que rebajar a maestría. Creía que ya no volvería nunca a verla. No me lo podía creer. Tal era mi asombro y mi felicidad, que hasta me levanté del asiento para aplaudir (lo siento de verdad por los de atrás). El nivel de emoción iba in crescendo. Le siguió doña Alina, otra grande, otra damnificada, otra cliente estrella de la policía del deporte. Hizo un aro espectacular. Por aquellos momentos, hacía ya tiempo que había renunciado a que quedase algo de rimmel en las pestañas. Lo poco que debía quedar acabó irremisiblemente en el pañuelo o en el dorso de la mano tras la maravillosa actuación de Yana. Igual daba. Cuando manda la emoción, lo demás sobra.

La cinta fue su segundo ejercicio, al igual que el de Alina. También disfrutamos con él, aunque yo ya iba mentalizada a dejarme la voz y las palmas coreándola el chovi chova con toda mi alma.

Y llegó la gala. Preciosa. Sublime. Ella tan entregada como el público a ella. Segundos antes de que acabase la canción, se colocó señorialmente para iniciar un giro. El último. Pena máxima, tristeza infinita, congoja de las que atenazan como el acero. Mi fiel compañero de aventuras gimnásticas, mi Salvi, allí estaba a mi lado, susurrando como yo que era el último. El último. Los dos lo musitamos a la vez, las dos almas sintiendo lo mismo, la misma emoción, la misma pena.
Acabó el espectáculo (aún pudimos disfrutar de un giro más en el baile común final), y decidimos esperarlas en las puertas del pabellón. Como auténticos gruppies, sólo queríamos verlas una vez más. Vimos en el autobús salir a Maksimenko. La locura se apoderó de nosotros y literalmente nos abalanzamos hacia la ventanilla para lanzarla una lluvia de besos y corazones. Se iba otra grande, otro ser maravilloso tocado por la varita mágica de la gimnasia.

Dejándonos llevar por una fuerza invisible, decidimos ir al hotel para intentar verlas llegar. No podría haberme ido de Bilbao sin cumplir mi propósito. Al menos, sin intentarlo.
En la aventura, la locura nos cegó de tal manera que ni sentíamos el pertinaz sirimiri vasco, que lentamente nos iba calando hasta los huesos, ni tampoco advertimos nuestro manifiesto error de cálculo hasta que estuvimos frente al río sin ningún puente a la vista. El hotel estaba en la otra orilla y muchos metros hacia arriba. Sin desanimarnos un ápice dimos media vuelta y nos dispusimos a deshacer el camino andado. Otra vez estábamos en el punto de partida, calados de arriba abajo frente al Miribilla. Hubo un pequeño momento de duda entre seguir intentando nuestra cruzada o hacer caso al estómago y cenar. Algún incauto puso la decisión en mis manos y ya imaginaréis cuál fue el camino elegido. Al fin y al cabo, cenamos todos los días; por un día que no lo hiciéramos no iba a pasar nada. En ocasiones así, parece que la gimnasia y la ilusión fuesen los únicos alimentos necesarios para seguir adelante.
Esta vez ya con el coche, nos plantamos en la puerta del hotel. En un golpe de suerte, aparcamos literalmente en la puerta. No podía ser eso más que un buen augurio.
En el hall del hotel había otros cuantos locos de la gimnasia cuyos pasos les habían llevado hasta allí persiguiendo el mismo sueño que nosotros.
Deambulamos un poco durante un rato…hasta que apareció la Maksi !!


Esa chiquilla es toda dulzura. Todo amor. Se había salido de la cena de fin de fiesta con el único propósito de saludar y hacerse fotos con los fans allí presentes. Evidentemente, aprovechamos la ocasión y nos retratamos con ella. Le dijimos lo mucho que se la quiere y la pena que nos deja su retirada. Ella, siempre con la sonrisa en la boca, prometió volver al Euskal siempre que pudiera. Ojalá. Echaremos mucho de menos a ese vendaval de expresividad y buena gimnasia que siempre ha sido.

Pero no estaba todo hecho. No. Yo quería despedirme de mi Sylvya. Investigamos un poco por el hotel y tras algún intento fallido que nos llevó a la calle por la salida de emergencia, acabamos encontrando el salón donde todas estaban cenando. Con fija determinación y una buena excusa urdida, sin pensármelo demasiado, entré en el salón. No me costó convencer al maître de que me dejara pasar un momento a saludar a una amiga que andaba buscando. El modelazo tipo entrenadora búlgara en día de finales que llevaba para la ocasión hizo su papel, contribuyendo a la consecución de mi objetivo. Así, divisé a Amanda y la saludé. Con ella y otras dos foreras, Maron y Marina, a quién también me hizo mucha ilusión conocer, estuve hablando un momento, compartiendo emociones y vivencias sobre la gala y nuestra bendita locura por la gimnasia. Le dije a Amanda que me acompañara a saludar a Miteva y a hacerme una foto con ella. Así lo hicimos.
Esperamos respetuosamente a que acabase de comer uno de esos minúsculos aperitivos de nouvelle couisine que se estaban sirviendo y le pedimos la foto. Amable como siempre, se levantó y sonrió. Después de inmortalizar el momento, le dije lo que había venido a decirle. Que se me partía el alma de pena con su retirada y que la iba a echar de menos lo que no está escrito. Pensaba yo, al igual que muchas personas, que el motivo de su retirada era una mezcla de edad, cansancio por tantos años en la élite, por tantas injusticias padecidas, y tal vez, el deseo de ser madre. Así se lo estaba comentando, felicitándola por toda su carrera y deseándola la mayor de las suertes en su nueva etapa en la vida. Entonces ocurrió algo que aún me tiene trastornada. Algo que no me esperaba, que no me había imaginado ni por asomo, que ni siquiera había contemplado como remota posibilidad. Me devolvió la mirada entristecida, con una sombra de pena infinita. Otro tipo de pena, diferente a la de Maksi, distinta a la resignación de cerrar una etapa para empezar otra igual de ilusionante (pensaba yo en la maternidad inminente tras su boda este verano). Pero no, esos ojos tan profundos luchaban intensamente contra otro tipo de sufrimiento, contra otro tipo de tortura interior. Entonces, soltó la bomba: quería seguir!!!!!!!! Señoras y Señores: Sylvya Miteva, la gran dama de la rítmica, la auténtica reina y garante de la pureza y belleza de este deporte, NO SE QUIERE RETIRAR. QUIERE SEGUIR.
El shock en mi interior fue realmente grande, como un violento terremoto. Aquello rompía todos mis esquemas. Me daba pena infinita que se retirase, pero entendía que quisiera seguir con su vida, dedicarse a su marido, formar una familia, etc. Me confortaba pensar que ella había elegido seguir por ese camino. Pero aquello me descolocaba. ¿Cómo podía ser?
La siguiente pregunta era obvia: ¿por qué te retiras entonces? Pensé yo que estaba cansada de tanta injusticia (sin ir más lejos en Kiev, en la final de pelota, le habían robado el oro, circunstancia que a mi juicio le hizo desconcentrarse y desmotivarse para el resto del campeonato; lo que fue origen de una cadena de fallos que me llevaron a llorar de rabia con su ejercicio de cinta en la final individual; no quería verla así, se merecía una retirada por todo lo alto). Pero no, tampoco era ésa la causa. Se habría retirado antes si le hubiera pesado la falta de resultados por las injusticias con ella cometidas.
Tardó un segundo en contestar. Un segundo que se hizo eterno. Un segundo en el que el mundo pareció detenerse, congelarse el tiempo en aquel salón de Bilbao. Amanda y yo contuvimos la respiración, con los nervios a flor de piel.
Ella bajó la mirada un momento, y casi como si le diera vergüenza, empezó a hablar nuevamente con un hilo de voz cargada de tristeza. Tenía problemas con su federación. ¿Cómo qué problemas? – le espeté yo-. Sí, problemas, la federación búlgara dice que ella está tapando a otras chicas. Impactada, le dije que eso era imposible, que ella era la mejor de calle, que no estaba tapando a nadie porque no había nadie a quien tapar. Siguió con su explicación, diciéndonos que ahora se fijaban más en el físico, en la altura. Menuda sarta de sandeces, Angelova haciendo de las suyas. Ya nos lo había adelantado en Kiev una chica amiga de Miteva con la que coincidimos en las gradas y en el hotel, que Angelova andaba con tejemanejes raros. Confieso que en aquel momento no alcancé a vislumbrar la relevancia de aquellas confidencias, pues tenía tan asumido que Miteva se retiraría a final de temporada por voluntad propia; que, francamente, me daba un poco igual si Angelova prefería rubias teñidas como Mateva o morenas como Prodanova.
Nos quedamos mudas, más aún con la siguiente explicación: le habían dicho que si quería seguir tenía que dejar a su entrenadora. Your mom??? – chillé casi- Y ella, en un susurro prácticamente imperceptible: yes….
No supe qué decir. Mi mente no podía asimilar todo aquello. No era posible. Era una mala pesadilla, una desconexión espacio temporal, aquello no había pasado nunca. Es lo que suele pasar cuando se violan las leyes de la racionalidad, la mente tiende a rechazar frontalmente lo que vulnera el orden natural establecido. Si me lo hubieran contado, no lo hubiera creído. Pero sí, era real, tan real como que me lo estaba contando la propia Sylvya. Amanda y yo nos miramos atónitas, perplejas, mudas de asombro, indignación y sorpresa; como buscando la confirmación silenciosa en los ojos de la otra de que lo que habíamos escuchado no era una alucinación perversa. Las dos pensábamos: ¿Has oído lo mismo que yo? ¿Ha dicho lo que ha dicho? ¿De verdad; de verdad es posible??
Calló entonces el cerebro y habló el alma. Le dijimos que no podíamos creerlo, que era totalmente injusto, que no tenía razón de ser y que menuda gentuza. No sabíamos qué más decir para consolarla, para borrar de su espíritu aquella mirada melancólica, brumosa, resignada e infinitamente triste. No olvidaremos fácilmente aquella sensación de derrota dolorosísima que transmitía, la frustración con la que escupió cada palabra que nos dijo. Se notaba cuánto le costaba verbalizar la traición a la que había sido sometida; la herida debía ser tan profunda y aún tan reciente, que le fue imposible no compartirlo con nosotras, al fin y al cabo, con una pareja de extrañas.
Por eso me he decidido a escribir esta crónica, porque quiero que todo el mundo sepa la verdad sobre la retirada de Miteva. Que nos la echan. Que la soberbia, los delirios de grandeza, el egoísmo y la más absoluta de las cegueras de una panda de resentidas búlgaras nos van a privar por su mero capricho de una de las mejores gimnastas que ha dado la historia de este deporte. Que no se va por voluntad propia. Que la obligan a irse con el peor y más infame de todos los chantajes: renunciar a su madre, a su entrenadora de siempre, a su amiga, a la mano que le ha consolado y secado las lágrimas en tantos y tantos momentos de sinsabores, al baluarte en el que siempre halló la fuerza y la calma necesarias para mantenerse fiel a su estilo bello, sereno, vibrante y limpio de siempre.

Con un torrente de ira creciendo desbocado en mi interior, sin apenas fuerzas para reprimirlo, la mirada de reojo del maître me hizo recordar que estaba allí casi de prestado. No conviene abusar de la suerte; cualquier Lazarillo que se precie así lo sabe, por lo que decidí que era momento de despedirme de mi diva y volver con mis amigos.
Y así, cumplí con el objetivo que me había trazado y pude decirle lo que había representado ella para mí en la gimnasia. Con emoción y rabia contenida por lo que acababa de escuchar, le dije que ella había sido la única que había trabajado con limpieza (no sabía cómo se decía relevé en inglés, así que recurrí al idioma universal de los signos para mostrarle que mientras se regalaban medallas a niñas que giraban plano, ella daba una lección magistral en cada giro, en cada posición). Le dije también que el oro de la final de pelota de Kiev era suyo, y tantos otros. Agradecía sincera y quedamente cada uno de mis elogios, con una dulzura inmensa en cada Thank you que apenas musitaba. Y para terminar, le dije que en una época de oscuridad absoluta, ella había sido la única luz. Among the darkness for a very long time in rhytmic gymnastics, you have been the only light. The only reason to love Rhytmic Gymnastics.
La calidez de su mirada y la media sonrisa que esbozó fueron un agradecimiento más que suficiente para mí, aunque el halo de dolor no desapareció nunca de su expresión. Le di dos besos, le deseé toda la suerte del mundo, me despedí de Amanda y me fui.

Y así acaba esta crónica amigos. Una vez más, la vida nos demuestra que la felicidad jamás es completa, que sólo estamos autorizados a llevarnos a casa pequeños pedacitos de la misma, a recortar momentos mágicos y guardarlos para siempre en nuestro corazón, para acudir a ellos en los malos ratos y tomarlos como medicina con la que calmar la desazón y el desasosiego que sentimos cuando la dicha se nos ha vuelto a esfumar de las manos cual arena de playa caprichosa.


Última edición por marta_arce el Sáb 13 Feb 2016 - 9:24, editado 7 veces (Razón : Pequeñas correcciones ortográficas y/o de estilo)
avatar
Keep Calm and Love Bianka
Gimnasta de las Olimpiadas
Gimnasta de las Olimpiadas

Fecha de inscripción : 16/01/2011
Femenino Mensajes : 4720

Volver arriba Ir abajo

Re: EL EUSKALGYM MÁS TRISTE. EL ADIÓS DE UNA GRANDE. HASTA SIEMPRE, SYLVYA

Mensaje por Dreams86 el Miér 18 Dic 2013 - 23:01

Ay Marta me has dejado consternada con esto... lo primero infinitas gracias por compartirlo con nosotros, ya te lo dije en la crónica de los expedicionarios pero no me cansaré de hacerlo, creo que tienes un don para escribir, para saber traspasar lo que sientes a los que te leemos, el recorrido por Viena ha sido emocionante. 

Y lo segundo, no me puedo creer que sea esa la razón para su despedida, yo también pensaba que era la edad o los tantos años de esfuerzos pero que sea algo así era impensable para mi, que ruin!! Y encima chantajearla con su madre...no han podido caer más bajo. Me entristece mucho que sea eso por lo que lo deje porque yo, al igual que tú, también la echare infinitamente de menos, pero me alegra que haya sido fiel a sus principios como siempre y no haya sucumbido a tanto mal... a la federación búlgara se le presentan problemas si esa va a ser la nueva forma de trabajar, me dan escalofríos!

Me imagino que tardará en borrarsete esa mirada triste pero me alegro que hayas podido participar en algo tan intimo, que confiara en ti para contarte la verdad y que hayas podido despedirte de ella como muchos habríamos querido, diciéndole que es grande grande de verdad.

 pobre
avatar
Dreams86
Gimnasta de las Olimpiadas
Gimnasta de las Olimpiadas

Fecha de inscripción : 24/08/2009
Femenino Mensajes : 3190

Volver arriba Ir abajo

Re: EL EUSKALGYM MÁS TRISTE. EL ADIÓS DE UNA GRANDE. HASTA SIEMPRE, SYLVYA

Mensaje por Enusoj el Jue 19 Dic 2013 - 0:26

El lado obscuro del deporte, nosotros sólo vemos una parte pero por detrás hay tanto....

Me enamoré de ella en el Euskalgym del 2011, cuando estaba preparada para empezar su ejercicio y la música no sonaba, la tenía enfocada en un primer plano de la cara y vi como hacía una mueca de "Estas cosas pasan, que le vamos a hacer" y se encogió de hombros, me pareció tan humilde que no pude más que sonreírle como si ella pudiese verme a mí. Desde entonces mi admiración hacia ella enorme.

Que te hagan chantaje con tu madre, me parece lo más ruin y rastrero que le pueden hacer a una persona.

Espero que desde aquí podamos hacerle llegar un poquito de nuestro amor.

Miteva, aquí admiramos tu gimnasia, te valoramos y te reconocemos como la gran gimnasta que eres.

avatar
Enusoj
Gimnasta de la Copa del Mundo
Gimnasta de la  Copa del Mundo

Fecha de inscripción : 26/11/2011
Femenino Mensajes : 130

Volver arriba Ir abajo

Re: EL EUSKALGYM MÁS TRISTE. EL ADIÓS DE UNA GRANDE. HASTA SIEMPRE, SYLVYA

Mensaje por RitmicaUnaPasión el Jue 19 Dic 2013 - 0:47

Ojiplatica me he quedado con tu cronica Marta!!!!
Yo que pnsaba que se retirac por la edad o porque queria ser mamá...
y resulta que hay detras todo ese tejemaneje
es que de verdad no entiendo cm pueden decirla que si tapa a otras o que
si quiere seguir que deje a su entrenadora, su madre en este caso.
que vergüenza!
avatar
RitmicaUnaPasión
Gimnasta de las Olimpiadas
Gimnasta de las Olimpiadas

Fecha de inscripción : 21/02/2013
Femenino Mensajes : 3018

Volver arriba Ir abajo

Re: EL EUSKALGYM MÁS TRISTE. EL ADIÓS DE UNA GRANDE. HASTA SIEMPRE, SYLVYA

Mensaje por brombeere el Jue 19 Dic 2013 - 12:55

No tengo suficientes palabras de agradecimiento para ti querida Marta, el Euskalgym no hubiera sido lo mismo si no nos hubiéramos visto aquellos minutos que para mi fueron de oro. No sabías las ganas inmensas que tenía de abrazarte y verte de nuevo. Estoy segura que nos volveremos a ver pronto, sabes que en Barcelona tienes un hogar.

Nunca voy a olvidar aquel momento en que nos acerquemos a Miteva... mis oídos no volverán a escuchar algo tan semejante, indignante y vergonzoso. Solo hacía falta ver su carita y sus ojos de pena... quedé atónita. Entre que tenía a cm a una de mis idolas y sumándole todo lo que nos decía... no supe que decir, me quedé muda con el shock tan grande que tenía en aquel momento. Nadie se merece algo así, la federación búlgara está ciega.

A parte de esto, fue mi primer Euskalgym y creo que será insuperable...

¡Fue un honor conoceros a todos!
avatar
brombeere
Gimnasta de las Olimpiadas
Gimnasta de las Olimpiadas

Fecha de inscripción : 26/10/2009
Femenino Mensajes : 3620

Volver arriba Ir abajo

Re: EL EUSKALGYM MÁS TRISTE. EL ADIÓS DE UNA GRANDE. HASTA SIEMPRE, SYLVYA

Mensaje por Lhaimy el Jue 19 Dic 2013 - 14:07

Puff, muchas gracias por compartir tu experiencia con nosotros y por hacernos ver la verdad. Miteva es mi gimnasta favorita y fui al euskalgym a despedirla como se merecía, a darle mi aplauso y mis gritos para que dijese adiós arropada por la gente y así cerrase su ciclo como gimnasta. El problema está en que todos pensábamos que esa decisión había sido suya y solo suya no de una federación ciega que la ha obligado a retirarse. No hay nada peor que dejar lo que te gusta por obligación y que te chantajeen con una persona tan importante como es una madre y una entrenadora.

Me quedo con mal cuerpo porque yo pensaba que Silvia había decidido empezar una vida nueva por decisión propia y no de esta manera.
avatar
Lhaimy
Gimnasta del Mundial
Gimnasta del Mundial

Fecha de inscripción : 29/01/2013
Femenino Mensajes : 594

Volver arriba Ir abajo

Re: EL EUSKALGYM MÁS TRISTE. EL ADIÓS DE UNA GRANDE. HASTA SIEMPRE, SYLVYA

Mensaje por Claudia-principiante el Jue 19 Dic 2013 - 15:59

Marta, que decirte que no sepas.
Que me muero por conocerte lo antes posible lo primero.
Lo segundo, que gracias por estar tan loca por la gimnasia, y haber despedido como se merece a la más grande en nuestros corazones.
Si yo fuese Miteva (jajaja, más quisiera  I love you ) no olvidaría jamás a aquella fan que me dio ánimos cuando me hacían falta y que me dijo cuánto me quería la afición ritmiquera cuando estaba de bajón por culpa de la mi federación.
Tercero, que para mí desde que empecé a seguir la gimnasia (relativamente poquísimo tiempo), Miteva me pareció una gimnasta muy humilde y con un estilo muy suyo, pero después de leer esto, me lo parece el triple (REPITO, ¡¡¡GRACIAS MARTA!!!).
Y cuarto. Que conste que soy muy sosa poco sentimental, y al tiempo que te leía, sentía que mi alma se derrumbaba, que la impotencia me corroía porque no puedo hacer para que mi gimnasta favorita, esa que me ha sacado sonrisas por YouTube en días en que nadie podía hacerlo y que ha conseguido engancharme a la rítmica completamente, siga haciendo lo que más quiere en el mundo, GIMNASIA RÍTMICA.
Gracias Marta de corazón, de verdad que eres todo un amor.
P.D.: Reivindico que tienes un don para escribir.
avatar
Claudia-principiante
Gimnasta de las Olimpiadas
Gimnasta de las Olimpiadas

Fecha de inscripción : 10/04/2012
Femenino Mensajes : 1062

Volver arriba Ir abajo

Re: EL EUSKALGYM MÁS TRISTE. EL ADIÓS DE UNA GRANDE. HASTA SIEMPRE, SYLVYA

Mensaje por Ddmitrieva1 el Jue 19 Dic 2013 - 19:44

Buah, no puedo creerme lo que he leído Marta, como es posible que la Federación Búlgara le haga esto a Miteva? Quién creen que puede rendir mas sobre el tapiz que ella?.  No  Tod@s pensábamos que se retiraba por voluntad propia y no por presiones externas. Mal, mal,mal,mal, siento realmente pena por aquellas gimnastas que las han retirado antes de tiempo y en contra de su voluntad ( y por desgracia son muchos casos ya).
avatar
Ddmitrieva1
Gimnasta de las Olimpiadas
Gimnasta de las Olimpiadas

Fecha de inscripción : 24/09/2011
Femenino Mensajes : 1021

Volver arriba Ir abajo

Re: EL EUSKALGYM MÁS TRISTE. EL ADIÓS DE UNA GRANDE. HASTA SIEMPRE, SYLVYA

Mensaje por Keep Calm and Love Bianka el Vie 20 Dic 2013 - 0:23

Me alegro que os haya gustado.
Gracias a vosotras por vuestras palabras de cariño  cherry cherry cherry cherry cherry 

Y sí, tan increíble como cierto lo que nos contó. Una auténtica vergüenza y pena infinita porque nos privan de la mejor.
avatar
Keep Calm and Love Bianka
Gimnasta de las Olimpiadas
Gimnasta de las Olimpiadas

Fecha de inscripción : 16/01/2011
Femenino Mensajes : 4720

Volver arriba Ir abajo

Re: EL EUSKALGYM MÁS TRISTE. EL ADIÓS DE UNA GRANDE. HASTA SIEMPRE, SYLVYA

Mensaje por Cabal el Vie 20 Dic 2013 - 2:57

Sin duda una crónica para leer y releer cuando estemos viejos. Aunque no me extrañan estos manejos de las federaciones. Si bien se entienden con recambio generacionales, intereses de por medio, etc. Claro está que no es la forma, pero en todos los lugares ocurre lo mismo. No olvidemos a Miteva, es lo mejor que podemos hacer.
avatar
Cabal
Gimnasta de las Olimpiadas
Gimnasta de las Olimpiadas

Fecha de inscripción : 25/12/2012
Masculino Mensajes : 1557

Volver arriba Ir abajo

Re: EL EUSKALGYM MÁS TRISTE. EL ADIÓS DE UNA GRANDE. HASTA SIEMPRE, SYLVYA

Mensaje por SandyNM el Miér 8 Ene 2014 - 21:45

Una crónica maravillosa.

Es muy triste que una gimnasta de tanto talento y elegancia se tenga que retirar por algo así. Es una lástima que un deporte tan bonito como es la gimnasia se vea empañado por estas tramas tan sucias

SandyNM

Fecha de inscripción : 03/06/2013
Femenino Mensajes : 5

Volver arriba Ir abajo

Re: EL EUSKALGYM MÁS TRISTE. EL ADIÓS DE UNA GRANDE. HASTA SIEMPRE, SYLVYA

Mensaje por Nuri75 el Lun 13 Ene 2014 - 14:11

Marta te tendrías que dedicar a la literatura gimnástica! Me lo he leído entero y ahora estoy con una sensación tan agridulce...

Cuesta creer lo de la federación búlgara, que la echen por poner algunas más "largas", de esas que sólo saben que hacer dorsales y flexiones imposibles... Sylvia ha sido digna, se ha retirado antes de ceder al chantaje, su madre que siempre ha estado allí consolándola de tantas injusticias...

A parte, me ha gustado mucho como has empezado describiendo la magia de la rítmica en la infancia para luego convertirse en un refugio en medio de todo el panorama social que nos envuelve, cuando coges las mazas y haces un simple molino te vuelve aquella inocencia, aquella ilusión, la rítmica -en mi nivel de nunca-gimnasta- te aporta tantas cosas a la vida...

Un abrazo!
avatar
Nuri75
Gimnasta del Europeo
Gimnasta del Europeo

Fecha de inscripción : 05/09/2012
Femenino Mensajes : 252

Volver arriba Ir abajo

Re: EL EUSKALGYM MÁS TRISTE. EL ADIÓS DE UNA GRANDE. HASTA SIEMPRE, SYLVYA

Mensaje por Keep Calm and Love Bianka el Dom 19 Ene 2014 - 11:57

Gracias Nuri, me alegro que te haya gustado!!cherry cherry cherry 
Triste pero cierto, así tal cual fue  Sad  Sad  Sad  Sad  Sad 
Aún no me hago a la idea jooooooooo  Crying or Very sad Crying or Very sad Crying or Very sad 
avatar
Keep Calm and Love Bianka
Gimnasta de las Olimpiadas
Gimnasta de las Olimpiadas

Fecha de inscripción : 16/01/2011
Femenino Mensajes : 4720

Volver arriba Ir abajo

Re: EL EUSKALGYM MÁS TRISTE. EL ADIÓS DE UNA GRANDE. HASTA SIEMPRE, SYLVYA

Mensaje por RitmicaUnaPasión el Mar 28 Ene 2014 - 18:35

Mirad lo que he encontrado en la web de la federación búlgara http://fbgr.org/novini-fbgr.html



La Junta de Gobierno inadmisible eliminación de falsos hechos y circunstancias de Sylvia Mitewa en medios búlgaros.
Gimnasia rítmica es un deporte que ha traído mucho a la alegría y el orgullo de Bulgaria. Muchos campeones en este bello deporte han dado y siguen dando años de su vida a su desarrollo.
BFHG es una organización que sigue trabajando junto a sus comisiones y de las autoridades en el cumplimiento de las reglas y la estrategia general.
Consejo de Gobierno declaró explícitamente que se hizo más de lo necesario para el futuro desarrollo de Sylvia Mitev como categoría de juez internacional. Creemos que su declaración es consecuencia de la difícil transición que cada jugador experimenta cuando dejar la regata de competición e ir a otro campo profesional.
El Consejo de Administración de BFHG seguirá ayudando a Silvia Miteva y todos los demás atletas y actores útiles para el desarrollo y la prosperidad de la gimnasia rítmica de Bulgaria. 

No se si lo habré entendido bien...pero la están dejando de mentirosa? Aunque bueno, es evidente que no van a admitir que le dijeran que tenia que renunciar a su madre  Mad 


PD: He creado este post para poder tener las federaciones en un mismo sitito y asi poder mirar cosillas  Razz  Embarassed 
http://www.inforitmica.com/t7448-web-federacion-ucraniana-francesa-azerbaiyan-azeri-alemana-etc?highlight=federacion
avatar
RitmicaUnaPasión
Gimnasta de las Olimpiadas
Gimnasta de las Olimpiadas

Fecha de inscripción : 21/02/2013
Femenino Mensajes : 3018

Volver arriba Ir abajo

Re: EL EUSKALGYM MÁS TRISTE. EL ADIÓS DE UNA GRANDE. HASTA SIEMPRE, SYLVYA

Mensaje por Lhaimy el Mar 28 Ene 2014 - 19:33

Ahora dirán que lo estaba pasando muy mal y que le dio por inventarse un drama ¿No? Al menos yo también he entendido eso.
avatar
Lhaimy
Gimnasta del Mundial
Gimnasta del Mundial

Fecha de inscripción : 29/01/2013
Femenino Mensajes : 594

Volver arriba Ir abajo

Re: EL EUSKALGYM MÁS TRISTE. EL ADIÓS DE UNA GRANDE. HASTA SIEMPRE, SYLVYA

Mensaje por Ddmitrieva1 el Mar 28 Ene 2014 - 20:29

Lo que nos quieren dar a entender es: que Miteva miente y que se retira por su propia voluntad y no por presiones externas..claro,claro.., no tiene otra cosa que hacer la muchacha. Y que como Tita V, la pobre es bipolar y va comiendo el tarro a los aficionados diciendoles una cosa y luego a la federación Búlgara otra.. Suspect. Yo me creo mas lo que le dijo Mite a Marta.
avatar
Ddmitrieva1
Gimnasta de las Olimpiadas
Gimnasta de las Olimpiadas

Fecha de inscripción : 24/09/2011
Femenino Mensajes : 1021

Volver arriba Ir abajo

Re: EL EUSKALGYM MÁS TRISTE. EL ADIÓS DE UNA GRANDE. HASTA SIEMPRE, SYLVYA

Mensaje por Claudia-principiante el Mar 28 Ene 2014 - 20:38

Que fuerte que la dejen por mentirosa!!!  No  Evil or Very Mad
avatar
Claudia-principiante
Gimnasta de las Olimpiadas
Gimnasta de las Olimpiadas

Fecha de inscripción : 10/04/2012
Femenino Mensajes : 1062

Volver arriba Ir abajo

Re: EL EUSKALGYM MÁS TRISTE. EL ADIÓS DE UNA GRANDE. HASTA SIEMPRE, SYLVYA

Mensaje por violeta el Jue 6 Feb 2014 - 17:47

Marta: gracias, gracias y más gracias.

Primero por compartir esta bellísima a la par que triste y casi dramática crónica, con todo tipo de detalles (como a mí me gusta) que hacen posible que haya vivido tu historia casi como si hubiera estado allí contigo.

Y segundo por trasladar a Silviya el amor que tenemos muchos de nosotros hacia ella y el respeto a su gimnasia y la de su madre.

Al leer los motivos de su retirada me he quedado como tú: en completo shock. Me parece repugnante lo de Angelova, además de ilógico y de una mente que antepone sus caprichos y sus idas de olla a la realidad gimnástica de bulgaria en estos momentos (que todos sabemos que no es para tirar cohetes).

En fin, espero que el tiro le salga por la culata.

Por lo demás me quedo "satisfecha" de que al menos hayamos podido conocer los verdaderos motivos de su retirada a traves de tu testimonio, y sobretodo, sobretodo, sobretodo... porque le has podido trasladar lo que valoramos su técnica, su clase, su elegancia... en fin, su grandeza, que ya es eterna...
avatar
violeta
Gimnasta de las Olimpiadas
Gimnasta de las Olimpiadas

Fecha de inscripción : 24/10/2007
Mensajes : 3073

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.